Trem Do Pantanal Canta mi hermano Juanito Oscar

25/7/11

Tratamiento de salud

La Salud es lo más importante de la vida, puesto que si carecemos de ella no podremos disfrutar de la juventud, belleza, amor, dinero, y demás bienes que poseamos.
 

Afirmaciones positivas
Cuando haces afirmaciones abandonas el papel de víctima. Ya no te sientes impotente, y reconoces tu propio poder.


Una afirmación es un punto inicial, algo que abre el camino. Por medio de ella dices a tu subconsciente: «Asumo la responsabilidad me doy cuenta de que puedo hacer algo para cambiar».

Si repites a menudo la afirmación, o bien estarás listo para dejar que lo que sea suceda, y la afirmación se volverá verdad, o se abrirá ante ti un camino nuevo.

Quizá tengas una idea brillante o un amigo te llame para decirte: « ¿No has intentado nunca hacer esto?», y te verás guiado a dar el paso que te llevará a sanar.

Las afirmaciones proporcionan a tu subconsciente algo sobre lo cual trabajar en el momento.
"Estoy abierta y receptiva"

Cuando hacemos afirmaciones creamos lo bueno en nuestra vida, pero si alguna parte de nosotros mismos no cree que seamos dignos de ello, nuestras afirmaciones no se harán realidad, entonces seguramente diremos: «Las afirmaciones no funcionan», pero eso no es cierto.

Si no conseguimos lo que queremos es porque no creemos que nos lo merecemos.

Debemos tomar conciencia de qué es lo que creemos.

Como en todo lo que te sucede en la Vida, tu cuerpo es un fiel reflejo de tus creencias y en ti reside la capacidad de recobrar, la Salud que por derecho te pertenece y que por ignorancia y malos hábitos has perdido.

Aquí no se instando a nadie a dejar los tratamientos médicos que estén realizando actualmente, sino de participar activamente en el proceso de sanación.

Tú misma te enfermaste con tus hábitos autodestructivos, descuidos, malos pensamientos y sentimientos, así como pudiste enfermar tu cuerpo también puedes curarlo.

Con esto quiero decir que no te quedes pasivo, dejando que las medicinas y los médicos hagan su trabajo, sino que entres en acción y recuperes el poder que tienes en tu interior para ponerlo a trabajar para curarte.

¿Cómo? Pues haciendo una profunda limpieza mental, quitándonos todos lo miedos, rencores, culpas, y demás bloqueos. Teniendo pensamientos, positivos y de amor por uno mismo y rodearse de buenas vibraciones.

Busca toda la información que puedas sobre tu enfermedad y los diversos métodos para curarla, ve a un nutricionista ya que una buena dieta ayuda a tu cuerpo.

Ten en cuenta que los tratamientos médicos pueden llegar a curarte pero si no has hecho tu cura interior, si no te has quitado de la creencia que te creó esa enfermedad, será solo cuestión de tiempo en que te surja otro achaque.

Debes comprender que eres cuerpo, mente y alma, y que si quieres estar libre de malestares lo trates como un todo, es decir holísticamente.

Mi salud es perfecta.
Cuido mi cuerpo con amor.
Todos mis órganos funcionan perfectamente.
Me siento llena de energía y de vitalidad.
Lleno de amor a cada una de las células que hay en mi cuerpo.
Me perdono por todos los errores del pasado.
Decido ser mejor persona y me merezco mejorar.
Me lleno de sentimientos positivos.
Mantengo mi buen humor y alegría y eso me ayuda a curarme.
Sé que tengo el poder de curarme y lo uso a mi favor.
Creo plenamente que el proceso de curación está en marcha.
Estoy en paz porque sé que mi cuerpo se está sanando.
Creo nuevos hábitos que cuidan mi cuerpo.

Cris Carbone

No hay comentarios:

Publicar un comentario